Memorias De Un Dios Errante

  • MEMORIAS DE UN DIOS ERRANTE,

    Todas las mañanas subía a la colina, desde allí divisaba al mundo entero.
    Su aguda vista nada perdía, contemplaba la belleza inigualable que desprendía este mundo;
    Los mares y océanos, montañas esculpidas de cobalto y caliza, selvas exuberantes de jade verde, bosques con arboles milenarios y la inmensa arenisca de los desiertos, el crepitar de las estrellas en las noches, los azules confines del cielo regados por el sol y el brillo del blanco hielo a norte y sur, serpenteantes ríos de plata regalando vida , cavernas albergando el sudor de la tierra y a cada loma la promesa de un nuevo horizonte lejano.

    Él que por eones de tiempo subiera a tantas colinas divisorias.
    Él, guardian elegido, se maravillaba ante esta obra sublime extasiando su viejo corazón, después procedía a avistar la vida sagrada que lo habitaba, alegrándose de tanta variedad de chispa vital.
    Más de entre todas ellas, estaba la chispa elegida, la que había recibido el préstamo de éste paraíso y sus insondables ojos se cubrían con la humedad de las lágrimas tristes apesadumbrado. La chispa humana, que como inquilinos desagradecidos, lejos de cuidar, proteger y mejorar el bien hallado jardin, se regocijaban dentro de su necedad en cubrirlo de escombros y apestosas basuras, contaminandolo de egoismos y envidias, creyéndose sus dueños sin serlo, enfoscados dentro de su altanera vanidad, lacerándose entre hermanos y pisoteando toda chispa vital a su paso.
    Él, que a su oído llegaban todos los llantos, los mas trágicos, el de los niños martirizados, la esperanza de vida, ya contaminados desde su más temprana edad, herian profundamente su corazón.
    Él que siempre había mostrado el amor que hacia todo tiene que fluir.
    Él, que mandaba el aliento y lloraba por el espanto cometido, cuantas veces había sentido las ganas de mandar al aire gélido que helara aquellos despiadados corazones…
    Pero era entonces cuando escuchaba la risa del recién nacido y pensaba;
    En ésta risa no hay maldad, en ésta solo hay amor ,aun hay esperanza, aseveraba en su pensamiento.
    Entonces bajaba de la colina deseando que aquellos hombres comprendieran que en el amor está el camino.

    Fran Rubio Varela

    Dedicado a todos aquellos que lloran, sufren y se esfuerzan ante el odio, la sin razón, el egoísmo y la iniquidad humana ,, los niños son nuestro futuro.

57 opiniones en “Memorias De Un Dios Errante”

  1. Pingback: site
  2. Pingback: Dom drakona
  3. Pingback: JGXldbkj
  4. Pingback: aOuSjapt
  5. Pingback: ìûøëåíèå
  6. Pingback: psikholog moskva
  7. Pingback: A片
  8. Pingback: Dim Drakona 2022
  9. Pingback: cleantalkorg2.ru
  10. Pingback: TwnE4zl6
  11. Pingback: psy 3CtwvjS
  12. Pingback: lalochesia
  13. Pingback: film onlinee
  14. Pingback: 3qAIwwN
  15. Pingback: link
  16. Pingback: video-2
  17. Pingback: sezons.store
  18. Pingback: psy-news.ru
  19. Pingback: 000-1
  20. Pingback: 3SoTS32
  21. Pingback: 3DGofO7
  22. Pingback: rftrip.ru
  23. Pingback: dolpsy.ru
  24. Pingback: kin0shki.ru
  25. Pingback: 3o9cpydyue4s8.ru
  26. Pingback: mb588.ru
  27. Pingback: newsukraine.ru
  28. Pingback: edu-design.ru
  29. Pingback: tftl.ru
  30. Pingback: brutv
  31. Pingback: site 2023
  32. Pingback: sitestats01
  33. Pingback: 1c789.ru
  34. Pingback: cttdu.ru
  35. Pingback: 1703
  36. Pingback: hdserial2023.ru
  37. Pingback: serialhd2023.ru
  38. Pingback: matchonline2022.ru
  39. Pingback: bit.ly/3OEzOZR
  40. Pingback: bit.ly/3gGFqGq
  41. Pingback: bit.ly/3ARFdXA
  42. Pingback: bit.ly/3ig2UT5
  43. Pingback: bit.ly/3GQNK0J
  44. Pingback: video
  45. Pingback: bep5w0Df
  46. Pingback: www
  47. Pingback: icf
  48. Pingback: 24hours-news
  49. Pingback: rusnewsweek

Comentarios cerrados.